Conecte con nosotros

Mundo

Video| La Policía de Bruselas intenta clausurar un evento de la extrema derecha de Orbán y Farage

Publicado

el

Una reunión de políticos europeos de extrema derecha celebrada en Bruselas se vio interrumpida el martes tras la intervención de la Policía que intentó cerrarla.

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, el candidato ultraderechista francés, Eric Zemmour, y la exministra de Interior británica, Suella Braverman, tenían previsto intervenir durante la Conferencia Nacional del Conservadurismo (NatCon) en Bruselas esta semana.

Pero mientras el fundador del partido Brexit, Nigel Farage, se dirigía a la multitud en el Claridge de la capital belga, la Policía de Bruselas de repente llegó con una orden para clausurar el evento en torno a las 12:30 del martes.

Un reportero de ‘Euronews’ se encontraba en el lugar cuando un agente de Policía comunicó a los organizadores del acto que “las autoridades han decidido clausurar el acto” y que él había acudido al lugar para hacer cumplir esa decisión.

El agente añadió que tenía un documento de tres páginas en el que se explicaba la decisión de las autoridades de ordenar el cierre, a petición del alcalde de la localidad.

“La extrema derecha no es bienvenida”

Los organizadores no accedieron inmediatamente a firmar la orden ni a clausurar el evento. Emir Kir, alcalde del barrio bruselense de Saint-Josse Ten Noode, confirmó en una publicación en X que había emitido la orden para “garantizar la seguridad pública”.

“La extrema derecha no es bienvenida“, dijo Kir. Otras dos sedes bruselenses, entre ellas el famoso hotel Sofitel, cerca de las instituciones de la UE, se habían negado a acoger la conferencia NatCon.

Horas antes de que la conferencia se celebrara en el hotel Sofitel, en el barrio de Etterbeek, su alcalde, Vincent de Wolf, notificó a la sede los oradores y la naturaleza del encuentro, lo que provocó una decisión de última hora de romper el contrato.

Farage dijo a los asistentes que la decisión de los locales de cancelar el acto era “absolutamente indignante“. Según los organizadores, se esperaban unos 600 asistentes el martes.

El incidente se produce a menos de dos meses de las elecciones europeas, en las que las encuestas pronostican un fuerte aumento del apoyo a los partidos de extrema derecha y a los euroescépticos.

Fuente:es.euronews.com

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *