Conecte con nosotros

Mundo

Video| La justicia chilena reabre el ‘caso Neruda’ y ordena investigar a un médico del Ejército

Publicado

el

El medio chileno ‘El Ciudadano’ ha publicado una filtración de una fuente cercana a la causa judicial que confirmaría que un informe forense ratifica el envenenamiento del poeta con una toxina botulínica. La Justicia ha ordenado reabrir la investigación de la muerte de Neruda.

Un informe forense confirmaría que el poeta Pablo Neruda fue envenenado por orden de Augusto Pinochet. Es la conclusión a la que ha llegado un grupo de expertos internacionales que han presentado un informe judicial con el resultado de sus investigaciones.

El medio chileno ‘El Ciudadano‘ ha publicado una filtración de una fuente cercana a la causa judicial que confirmaría que un informe forense ratificaría el envenenamiento del poeta con una toxina botulínica.

En Santiago de Chile, la Corte de Apelaciones ha ordenado reabrir la investigación de la muerte de Pablo Neruda, e instruye que se interrogue al médico Eduardo Arriagada Rehren, exjefe de Sanidad del Ejército durante la dictadura.

El informe confirma lo que ya se conocía desde el 2017: que la causa de la muerte del premio Nobel de Literatura fue la cepa Alaskae43 de clostridium botulinum, cuyos restos fueron hallados en un molar del escritor.

La muerte de Neruda ocurrió 12 días después del golpe militar de Augusto Pinochet de 1973. El cuerpo del poeta fue exhumado en el año 2013 en un esfuerzo por aclarar cuatro décadas de sospechas sobre cómo murió el poeta en los días posteriores al golpe militar de Chile

Inyecciones y falsos médicos en tiempos de dictadura

Hasta ahora, la principal hipótesis es que el envenenamiento se habría producido mediante una inyección no programada en el abdomen por un supuesto médico, que en realidad sería un agente secreto de la dictadura del general Augusto Pinochet.

Estos datos fueron revelados en el año 2011 por el chófer del poeta, Manuel Araya, lo que motivó la apertura de una investigación judicial tras una denuncia del Partido Comunista de Chile, del que Neruda era militante.

El falso médico, identificado como doctor Prize, habría pinchado al escritor hacia las 16:00 del 23 de septiembre de 1973, en la clínica Santa María de Santiago, a donde había sido trasladado desde su casa de Isla Negra como consecuencia del cáncer que padecía. Neruda murió a las diez y media de la noche de ese mismo día.

Neruda padecía de cáncer, pero no murió de cáncer

Aunque Neruda sufría un cáncer, su estado no era terminal. De hecho, ya había decidido exiliarse en México, con el supuesto visto bueno del régimen militar, después de que el gobierno de ese país le concediera el asilo.

Se especula que Pinochet ordenó el asesinato de Neruda para que no pudiera convertirse en un símbolo contra la dictadura en el exterior.

Este grupo de científicos es el tercero que trata de esclarecer la muerte del literatoen el marco del proceso judicial y está formado, entre otros, por peritos del Centro de ADN de la Universidad MacMaster de Canadá y del Departamento de Medicina Forense de la Universidad de Copenhague.

Un segundo grupo de peritos fue el que en el 2017 descubrió la toxina botulínica en el cuerpo del poeta, después de que sus restos fueran exhumados de su tumba de Isla Negra en el 2013.

Fuente:es.euronews.com

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *