Conecte con nosotros

Mundo

Video| Arqueólogos desentierran en Egipto la mitad que faltaba de la extraordinaria estatua de Ramsés II

Publicado

el

Hace casi un siglo, se desenterró en el mismo lugar la parte restante de la estatua que representaba a Ramsés II, uno de los gobernantes más importantes del antiguo Egipto.

La mitad superior de una estatua del faraón egipcio Ramsés II ha sido desenterrada por arqueólogos en el sur de Egipto. Descubierto en el yacimiento de El Ashmunein, el fragmento de piedra caliza de 3,5 metros de altura fue hallado gracias a la colaboración entre el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto y la Universidad de Colorado, dirigida por Bassem Gehad e Ivonna Trnka.

La estatua representa la cabeza, los hombros y la parte superior del torso del rey Ramsés II, también conocido como Ramsés el Grande, adornado con una doble corona y un regio tocado de cobra (un uraeus).

Investigaciones posteriores revelaron que la pieza de piedra caliza complementa una sección inferior descubierta por el arqueólogo alemán Gunther Roeder hace casi un siglo, en 1930. Se está trabajando en la limpieza y preparación de las estatuas para una posible exposición conjunta.

Recientemente se ha descubierto la mitad superior de una estatua que representa al faraón Ramsés II.

Credit: Egypt’s Ministry of Tourism and Antiquities

¿Quién era Ramsés II?

Ramsés II, conocido como uno de los formidables gobernantes del antiguo Egipto, ascendió al trono hacia 1279 a.C. y se mantuvo en el poder hasta 1213 a.C. Su reinado de 66 años se considera el más largo de la historia. Se consideran la cumbre del poder y la gloria de Egipto.

Famoso por su destreza militar, orquestó más de 15 victoriosas campañas militares que aseguraron el dominio de Egipto en el Levante y Nubia.

Pero Ramsés II no fue sólo un guerrero; también dejó una enorme huella a través de construcciones monumentales. Su visión se extendió a lo largo y ancho, ya que encargó la creación de impresionantes ciudades, templos y monumentos por todo Egipto, incluidas las maravillas de Karnak y Abu Simbel.

Los visitantes acuden al Gran Templo de Rames II en Abu Simbel, Egipto, 870 kilómetros al sur de El Cairo.Credit: Ibrahim Zayed/AP

Hay cientos de estatuas colosales suyas por todo Egipto. El gran soberano murió alrededor de los 90 ó 91 años y fue enterrado en el Valle de los Reyes. Su momia fue descubierta más tarde por los arqueólogos en el Alijo Real, y ahora se exhibe en el Museo Nacional de la Civilización Egipcia, en El Cairo.

Fuente:es.euronews.com

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *