Conecte con nosotros

Nacional

Talarán más de 7,000 árboles de la reserva de la Mariposa Monarca por invasión de plagas

Publicado

el

Redacción, 21 de Julio.- La Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, creada para proteger el hábitat de este insecto volador y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2008, ha corrido múltiples amenazas, desde la tala inmoderada de árboles e incendios forestales en la zona, hasta el abuso de herbicidas; no obstante, hoy corre otro gran riesgo: plagas que están infestando dicho entorno natural.

Ante ello, en los próximos tres meses, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) derribará más de 7,000 árboles de oyamel de la Reserva, pues están infestados de tres tipos de plagas descortezadoras de tallo: Scolytus, Pseudohylesinus y Pityophthorus.

Cabe recordar que la Reserva está localizada en la parte este del estado de Michoacán y parte del oeste del Estado de México en la zona central; sin embargo, la tala de árboles enfermos sólo se realizará del lado de la entidad michoacana, pues es el área infectada.

Honoria Chávez González, subgerente de Diagnóstico de Sanidad Forestal de la Conafor, calculó para Excélsior que los trabajos de saneamiento y el derribo de los más de 7,000 árboles con plaga concluirán a finales de septiembre o principios de octubre de 2021, por lo que posteriormente se tendrá que realizar una intensa campaña de reforestación.

Hasta el momento, ejidatarios de la zona han talado 680 árboles infestados para aprovechar la madera restante.

Y es que cada otoño, la migración de estos organismos comienza en las Montañas Rocosas, al sur de Canadá y en parte de Estados Unidos, donde se reproducen. Su viaje de más de 4,000 kilómetros concluye en los bosques de las dos entidades mexicanas mencionadas previamente, su lugar de hibernación.

Es así como las monarcas en México ingresan a lo largo de una amplia franja de aproximadamente 500 km, que abarca desde Chihuahua y Coahuila, hasta Nuevo Laredo en Tamaulipas. Atraviesan una buena porción del Desierto Chihuahuense y zonas áridas del altiplano central donde son capaces de localizar manchones de vegetación los cuales utilizan como sitios de descanso.

En el resto de su recorrido, las monarca se detienen en diferentes áreas naturales protegidas de México como el cañón de Santa Elena, en Chihuahua; Maderas del Carmen y Cuatrociénegas, en Coahuila; Chipinque, en Nuevo León; y Sierra Gorda y el Parque Nacional Cumbres de Cimatario, en Querétaro.

No obstante, la crítica situación climática ha amenazado a este fenómeno, pues de acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza, el cambio climático interrumpe el patrón migratorio anual de la mariposa monarca ya que afecta las condiciones climáticas, tanto en las zonas de hibernación en México como a lo largo de su ruta migratoria en Estados Unidos y Canadá.

Los inviernos más fríos y húmedos pueden ser letales para estas criaturas durante su migración durante su hibernación en México. En México se ha observado que la temperatura más baja que pueden llegar a resistir las mariposas monarca es de -2 grados centígrados.

Asimismo, los patrones anormales y extremos de sequía o lluvia en los sitios de reproducción y alimentación en Estados Unidos y Canadá pueden ocasionar la muerte de mariposas adultas y menos alimento para las orugas.

Cuando mueren o hay menos reproducción de mariposas monarca en Estados Unidos y Canadá significa que menos mariposas migrarán hacia el sur, a México, a pasar el invierno.