Conecte con nosotros

Mundo

Europa debería invertir en defensa para no repetir el error de la II Guerra Mundial

Publicado

el

Los países europeos no deben cometer el mismo error que Estonia antes de la Segunda Guerra Mundial. Para ello tienen que invertir en defensa, según el Primer Ministro de este país.

En declaraciones a un selecto grupo de medios, entre ellos ‘Euronews’, antes de la cumbre de dos días en Bruselas, en la que el apoyo a Ucrania y la defensa europea ocuparán los primeros puestos de la agenda, Kaja Kallas argumentó que algunos países podrían ser objetivo de Rusia en caso de que Ucrania perdiera la guerra.

“Si no queremos que esta guerra vaya a más, tenemos que ayudar a los ucranianos a defenderse. Está claro que no sólo está en juego la arquitectura de seguridad europea, sino también mundial”, ha afirmado la líder de Estonia.

Vamos a ver el conflicto en una escala más amplia, especialmente si no invertimos en defensa

 Kaja Kallas 

Primera ministra de Estonia

“Si realmente ayudamos a Ucrania, no tenemos que preocuparnos por quién será el próximo. Pero, si Ucrania cae, entonces, va a haber una pausa de algunos años y vamos a ver el conflicto en una escala más amplia, especialmente si no invertimos en defensa”, dijo.

Hizo un llamamiento para que los países que pertenecen a la coalición de Ramstein, que incluye a miembros de la OTAN, la UE y otros 15 Estados de todo el mundo, destinen el 0,25% de su Producto Interior Bruto a la ayuda militar a Ucrania. Esto, argumentó, “contribuiría en gran medida a la victoria de Ucrania sobre Rusia”.

Cuando se necesita, ya es demasiado tarde

“En 1933, la inversión en defensa de Estonia fue récord. ¿Y por qué? Porque eran tiempos de paz. Construimos nuestro país, y éramos un país neutral. Pero en 1938, cuando estaba claro que la guerra se acercaba, las inversiones en defensa aumentaron un 100%, pero ya era demasiado tarde“, dijo.

“Para un país pequeño como Estonia, la guerra siempre significa destrucción, significa sufrimiento humano”, afirmó. El país báltico, fronterizo con Rusia, fue invadido por fuerzas soviéticas y nazis durante la Segunda Guerra Mundial y estuvo ocupado por su vecino desde 1944 hasta que recuperó la independencia en 1991.

Kallas añadió que es responsabilidad de los líderes explicar adecuadamente a su electorado la necesidad de este aumento de la inversión y dejar claro que no equivale a una postura favorable a la guerra.

“El problema de invertir en defensa es que, por supuesto, para los líderes que tienen vecinos mucho mejores que los nuestros, es muy difícil explicar, pero el problema con la defensa es que cuando la necesitas, a veces ya es demasiado tarde”.

“Queremos tener paz, pero queremos tener una paz sostenible. Y la paz en los términos de Rusia no es sostenible. Eso significa que vamos a tener una pausa de algunos años, y que va a ir a más porque ellos pueden”.

Rusia no dará un paso más si ve que somos lo suficientemente fuertes como para ganar

 Kaja Kallas 

Primera ministra de Estonia

“Al agresor le provoca la debilidad. Por eso también abogo a nivel europeo por hacer más por la defensa, aumentar la inversión  porque Rusia no dará un paso más si ve que somos lo suficientemente fuertes como para ganar.

“Podría hacer una evaluación diferente si piensa que somos lo suficientemente débiles y que realmente puede ganar. Pero no queremos eso. Por eso necesitamos que todos nosotros, todos los países europeos, pero también los países de la OTAN, invirtamos en defensa”, declaró.

La cuestión de la financiación

El bloque de los 27 está inmerso en una profunda renovación de su política de defensa, con propuestas de la Comisión Europea para impulsar la capacidad industrial de defensa mediante adquisiciones conjuntas, entre otras cosas.

La necesidad es tanto más acuciante cuanto que muchos Estados miembros han agotado sus existencias para donar a Ucrania y la producción europea de municiones, aunque significativamente superior a la de hace un año, no permitió a la UE cumplir su objetivo de suministrar al país en guerra un millón de proyectiles antes de marzo.

Pero la forma de financiar el aumento de la inversión está dividiendo a los dirigentes de la UE, sobre todo porque muchos de los Estados miembros que también pertenecen a la OTAN seguirán sin cumplir este año el objetivo de la alianza militar de destinar el 2% del PIB a gastos de defensa.

Entre las propuestas más controvertidas figura la idea de emitir los llamados eurobonos para recaudar conjuntamente fondos que se destinarían íntegramente a gastos de defensa.

La deuda común de la UE se emitió por primera vez para financiar el histórico plan de recuperación tras la pandemia, dotado con 800.000 millones de euros, pero al principio se opusieron firmemente los llamados “países frugales”: Austria, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos y Suecia. Temían que los Estados miembros más ricos acabaran asumiendo la mayor parte del coste y que la UE recurriera en el futuro a esa opción de financiación para otros programas no esenciales.

Kallas reiteró el miércoles su apoyo a la emisión de eurobonos para financiar proyectos de defensa, que ya había sugerido anteriormente que ascendieran a 100.000 millones de euros. También respaldó la propuesta de revisar el mandato del Banco Europeo de Inversiones para permitirle financiar proyectos de defensa.

Instó a la UE a seguir adelante con los planes para utilizar los beneficios inesperados de los activos rusos inmovilizados para ayudar a Ucrania a defenderse y a seguir tomando medidas enérgicas contra la maquinaria bélica rusa cerrando las lagunas jurídicas que permiten eludir las sanciones.

Fuente:es.euronews.com

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *