Conecte con nosotros

Espectáculos

Los ganadores ucranianos de Eurovisión vendieron el trofeo y donaron el dinero al Ejército para comprar drones

Publicado

el

Redacción, 30 de Mayo.- El grupo Kalush Orchestra consiguió 900 mil dólares en una subasta, que serán destinados para reforzar la defensa contra las tropas rusas

Los integrantes del grupo ucraniano Kalush Orchestra, vencedores de la última edición del festival de Eurovisión, con la canción “Stefania”, han decidido vender el icónico trofeo del certamen para obtener fondos con los que comprar drones que pueden ser utilizados contra la invasión rusa de su país.

Según informa en su página de Facebook, el grupo ha conseguido en la subasta realizada del famoso micrófono de cristal eurovisivo un total de 900.000 dólares.

“¡Son increíbles!. Agradecemos a todos y cada uno de ustedes por hacer donaciones en esta subasta y un especial agradecimiento al equipo Whitebit que compró el trofeo por USD 900.000 y ahora son los propietarios legítimos de nuestro trofeo”, explican en la red social.

Whitebit aparece en Facebook como una empresa dedicada a la tecnología de la información.

El dinero recaudado en la subasta, en la que se podía participar con criptomonedas, se donará a la Fundación Prytula, que ayuda al ejército ucraniano, informó el grupo en Instagram.

Según las agencias locales ucranianas, se destinará a comprar tres drones del tipo PD-2 para combatir a las tropas rusas que invadieron Ucrania el pasado 24 de febrero.

Eurovisión es un concurso de carácter anual en el que participan representantes de medio centenar de países cuyas televisiones son miembros de la Unión Europea de Radiodifusión.

Con una audiencia estimada de unos 200 millones de espectadores en todo el mundo, la última edición celebrada el 14 de mayo en la ciudad italiana de Turín fue ganada por el grupo Kalush Orchestra de Ucrania, con su canción “Stefania”, que mezcla el hip-hop y la música tradicional.

Rusia, que invadió Ucrania el 24 de febrero, había sido excluida del concurso.

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS