Conecte con nosotros

Mundo

Dinamarca se niega a pagar el gas ruso en rublos y se enfrenta a un posible corte del suministro

Publicado

el

Redacción, 30 de Mayo.- La compañía Orsted aclaró que no tienen ninguna obligación legal de hacerlo, pues no está en su contrato, y agregó que ya se habían preparado para una situación de este tipo.

La compañía energética danesa Orsted informó que se opone a pagar el gas ruso en rublos, con lo que se enfrenta a un posible corte del suministro tal y como ya ocurrió con otras naciones que tomaron la misma decisión, con Finlandia como el caso más reciente.

“Gazprom Export sigue exigiendo que Orsted pague el suministro de gas en rublos. No tenemos ninguna obligación legal, según el contrato, de hacerlo, y hemos informado repetidamente a Gazprom Export que no lo haremos. La fecha límite de pago es el 31 de mayo y Orsted seguirá pagando en euros”, detalló la empresa danesa en un comunicado.

Al no existir un gasoducto directo entre Dinamarca y Rusia, Moscú no podrá cortar de forma directa el suministro, pero sí obligará a Copenhague a adquirir casi totalmente el gas en el mercado europeo. Orsted señaló que llevan tiempo preparándose para este “escenario”.

“Orsted tiene capacidad de almacenamiento en Dinamarca y Alemania, y actualmente estamos llenando estas instalaciones de almacenamiento para garantizar el suministro de gas a nuestros clientes y contribuir a la seguridad del suministro del mercado”, indicóla empresa energética danesa.

El ente reconoció que está en conversaciones con las autoridades del país, las cuales cuentan con “una visión general de la situación de suministro en Dinamarca”, para que también estén preparadas ante un posible corte de suministro por parte de Rusia.

Finalmente, Orsted remarcó su batería de medidas contra Rusia desde el inicio de la invasión a Ucrania, como el cese del abastecimiento de carbón y biomasa rusa, el fin de los contratos de proveedores de materiales de construcción de energías renovables, así como la supresión de nuevos contratos con Gazprom.

“Apoyamos plenamente la ambición del Gobierno danés y de la Unión Europea de independizarse del gas ruso y acelerar la transformación ecológica del sector energético de la UE, y estamos listos para ayudar a acelerar la construcción ecológica”, afirmó.

El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó un decreto mediante el cual exigía que los importadores de gas ruso paguen los suministros recibidos en rublos. Hasta la fecha, países como Polonia, Bulgaria y Finlandia ya se han negado a ello y Moscú ha procedido a detener las entregas.

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS