Conecte con nosotros

Mundo

Biden reta a los legisladores gringos a enfrentar a los cabilderos que promueven la venta de armas.

Publicado

el

Redacción, 26 de mayo.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, retó a la sociedad de su país y a los legisladores demócratas y republicanos del Congreso a enfrentarse el poderoso cabildeo a favor de la venta de armas, horas después de la masacre de 19 niños y 2 adultos en Uvalde, Texas.

“¿Cuándo, en el nombre de Dios, haremos lo correcto? Estoy enfermo y cansado de lo que pasa y sigue pasando”, declaró Biden en la Casa Blanca en su segunda reacción a la matanza de Uvalde.

Las declaraciones de Biden sobre la masacre llevada a cabo por Salvador Ramos, un joven de 18 años, se dieron como preámbulo de la firma de una orden ejecutiva para escrutar a las agencias policiales de todo Estados Unidos para evitar el uso excesivo de la fuerza y discriminación.

“¿Dónde está el coraje para enfrentarnos al poderoso cabildeo de las armas?”, preguntó y retó Biden en clara alusión a sus conciudadanos y a los legisladores federales y demócratas que integran a la Cámara de Representantes y el Senado en el Capitolio.

Biden anunció que, junto a su esposa Jill, viajará en los próximos días a Uvalde para intentar reconfortar a los familiares de las víctimas mortales en la escuela primaria donde Ramos llevó a cabo la masacre con un rifle semiautomático.

“La idea de que un joven de 18 años pueda comprar armas de guerra diseñada para marcar y asesinar es un error”, dijo Biden en referencia al hecho de que Ramos, al cumplir 18 años el pasado 16 de mayo, compró con todas las de la ley un rifle semiautomático en su estado, Texas.

El mandatario volvió a pedirle al Congreso federal que apruebe un proyecto de ley para restringir la venta de armas semiautomáticas y estilo militar, como la usada por Ramos para asesinar a sangre fría a los 19 estudiantes de primaria y a dos docentes.

“La reforma a la venta de las armas no prevendrá todas las tragedias, pero tendrá un impacto y sin modificar la Segunda Enmienda que permite a las personas ser dueñas de armas”, acotó Biden en su solicitud a los legisladores federales por lo ocurrido en Uvalde.

Sin mencionar por su nombre a los cabilderos de la venta de armas, encabezado por la Asociación Nacional del Rifle, el presidente alentó a la sociedad a iniciar un contra cabildeo con los legisladores federales para sensibilizarlos con respecto a lo ocurrido en Uvalde.

Los asesinatos masivos tan constantes y comunes están directamente ligados a la facilidad con la que se venden todo tipo de armas en los Estados Unidos, al uso de éstas y al derecho a portarlas bajo la sombre de la Segunda Enmienda, que proclama el derecho a la defensa personal.

La firma de la orden ejecutiva tiene como referencia el asesinato por exceso de fuerza y discriminación del afroamericano George Floyd, a manos de elementos anglosajones del Departamento de Policía de Mineápolis, Minnesota, hecho ocurrido exactamente hace dos años.

“Debemos proporcionar a la población del país un ambiente en el que todos los ciudadanos se sientan seguros. ¡Ya basta! ¡Ya basta!, con coraje tenemos que enfrentarnos al cabildeo de las armas”, añadió por su parte de la vicepresidenta, Kamala Harris.

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS