Conecte con nosotros

Nacional

Vinculan a proceso a las tres activistas agresivas del Colectivo “Okupa” por robo calificado y daño en propiedad.

Publicado

el

Redacción, 25 de abril.- Un juez de la Ciudad de México vinculó a proceso a las tres mujeres detenidas por la agresión a una maestra a las afueras del edificio de la CNDH en el centro histórico de la capital; se les acusa de su probable participación en los delitos de robo calificado y daño doloso a la propiedad, ambos ilícitos presuntamente cometidos en pandilla.

A través de un comunicado, la Fiscalía General de Justicia (FGJ) dio a conocer la determinación del juez, ante quien la dependencia presentó pruebas recuperadas tras el incidente ocurrido el pasado 14 de abril al exterior del inmueble ubicado en la calle República de Cuba.

A Karla “N”, Magda “N” y Areli “N” se les impuso la medida cautelar de prisión preventiva después de que elementos de la FGJ cumplimentaran su orden de aprehensión al interior del centro de reclusión femenil, pues habían sido ingresadas a Santa Martha bajo acusaciones de delitos contra la salud.

“De acuerdo con la imputación formulada por el representante social, adscrito a la Fiscalía de Investigación Territorial en Benito Juárez, de la Coordinación General de Investigación Territorial, el día de los hechos la víctima transitaba a bordo de un vehículo, cuando varias mujeres la interceptaron y le exigieron dinero para permitirle continuar su camino; la víctima fue despojada de su teléfono celular y su automóvil fue dañado”, informó la FGJ.

Las tres mujeres ya habían sido vinculadas a proceso por delitos contra la salud en la modalidad de narcomenudeo debido a que los elementos de la Fiscalía que catearon el inmueble que mantenían ocupado encontraron frascos con marihuana, la cual se presume que tenían en su posesión con intenciones de comercializar.

Después de que las autoridades las trasladaran al reclusorio femenil mediante un fuerte dispositivo de seguridad, la víctima de las agresiones presentó una denuncia en su contra, la cual llevó a la apertura de una carpeta de investigación adicional en contra de las integrantes del colectivo Okupa.

“Por esos hechos, se solicitaron órdenes de aprehensión contra las ahora imputadas, las cuales fueron cumplimentadas por agentes de la Policía de Investigación (PDI), en el interior del Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, toda vez que dichas personas enfrentan proceso en ese penal por su probable participación en la comisión de otro ilícito”, manifestó la FGJ.

El edificio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en el cual fueron detenidas las tres acusadas se mantuvo tomado durante 19 meses por diversos grupos después de que manifestaciones feministas ingresaran al lugar como forma de protesta y a manera de presión ante las autoridades para exigir la resolución de casos de feminicidios y agresiones.

La víctima del ataque fue identificada como una maestra de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), cuya hija denunció los hechos violentos que se cometieron en su contra mediante redes sociales refiriendo las declaraciones que posteriormente fueron vertidas ante la Fiscalía capitalina.

Tras la viralización de la agresión que presuntamente cuatro mujeres cometieron en el lugar, las autoridades catearon y aseguraron el inmueble en el cual se resguardaban, asegurando las sustancias ilícitas y otros artículos que se encontraban en su interior.

Días después del cateo, las instalaciones de la CNDH en la calle República de Cuba del Centro Histórico fueron devueltas a sus administradores, quienes habían exigido el regreso del inmueble desde el año 2020. La dependencia también realizó aclaraciones sobre un video publicado en redes sociales por parte de la defensa de las tres mujeres, en el cual se señaló una presunta fabricación de delitos por parte del personal de la Fiscalía de Investigación Territorial en Benito Juárez.

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS