Conecte con nosotros

Nacional

Según Emilio Lozoya asegura que el propio Peña Nieto, le pidió que pagará a Ricardo Anaya sobornos para aprobar reforma energética.

Publicado

el

Redacción, 25 de abril.- De acuerdo con la ampliación de la denuncia, el expresidente Enrique Peña Nieto pidió personalmente a Emilio Lozoya encargarse de pagar a Ricardo Anaya el soborno millonario para que la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados votara a favor de la reforma energética y sus leyes secundarias en 2013.

En una nota exclusiva de Milenio, señala que tuvo acceso a la ampliación de la denuncia del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin ante la Fiscalía General de la República (FGR), hecha en agosto de 2020.

Ahí se señala que fue el propio expresidente Peña Nieto quien le habría ordenado entregar dinero al panista Ricardo Anaya a fin de comprar los votos necesarios pata la aprobación de la reforma energética.

Milenio señala que el abogado del panista, Eduardo Aguilar, rechazó este señalamiento, al asegurar que “es una más de la larga lista de mentiras” de Lozoya Austin, pues no tiene sustento ni prueba alguna y no “debe pasarse por alto que Ricardo Anaya ni siquiera era diputado en ese momento”.

Sin embargo, consta en la nueva declaración de Lozoya, incluida en la carpeta de investigación FED/SEIDF/CGI-CDMX/0000865/2020, que el ex director de Pemex relató que tuvo una reunión con el entonces presidente Peña Nieto en enero de 2014.

En dicho encuentro, realizado en la casa Adolfo López Mateos de la entonces residencia oficial de Los Pinos.

“Encontrándonos Enrique Peña Nieto y yo en el primer piso de dicha casa, el entonces Presidente de la República me pidió resolver ‘el pago pendiente a Ricardo Anaya Cortés por su voto favorable a la reforma constitucional’ (…) me comentó que Anaya era un aliado natural para la aprobación de las reformas, en particular la energética, porque ‘le encantaba el dinero’”, aseveró Lozoya.

Peña Nieto también le dijo que Ricardo Anaya “se había comprometido a sacar adelante las leyes secundarias”, pero que se necesitaba darle dinero, “porque los del PAN no daban paso sin huarache” y que el panista “simplemente se llevaba pésimo” con los senadores de su propio partido, por lo que se les tenía que “sobornar por separado”.

En dicha denuncia ampliada Lozoya afirmó que Anaya amenazó con organizar a su grupo parlamentario y “echar abajo” la reforma energética “si no se le cumplía, refiriéndose a darle más dinero”.

El exdirector de Pemex explicó que esta declaración, recibida en la FGR el 24 enero, la realizaba hasta ahora porque Ricardo Anaya negó públicamente haber sido sobornado, “y, sobre todo, acusa a Enrique Peña Nieto de corrupto”.

“Esto me parece sorprendente, ya que Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray Caso, Ricardo Anaya Cortés y los senadores del PAN confabularon y pactaron sobornos a cambio de votos, pedían que se otorgaran contratos ilegales y actuaban de forma conjunta durante 2013 y 2014 para así obtener beneficios ilegales.

“Yo fui presionado, extorsionado y acusado de corruptelas, cuando ellos fueron quienes lo pactaron, quienes se beneficiaron y quienes operaron como un aparato de Estado organizado con fines de corrupción”, denunció Lozoya casi tres meses después de que fuera internado en el reclusorio Norte por los casos de corrupción de Agronitrogenados y Odebrecht.

En el escrito, el exdirector de Pemex reconoció que revelaba estos hechos en “aras de continuar aportando información objetiva y eficaz para la obtención de un criterio de oportunidad y/o en relación con la propuesta de una salida alterna”.

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS