Conecte con nosotros

Deportes

“La mano de dios” en la definición del campeonato de la Fórmula Uno: Mercedes Benz

Publicado

el

Redacción, 17 de Diciembre.- Luego de 96 horas de silencio tras la polémica definición de la Fórmula 1, este jueves Toto Wolff, jefe y accionista del equipo Mercedes, salió con los tapones de punta y la referencia futbolística sirve como introducción a las comparaciones que hizo el austriaco sobre el perjuicio que entiende sufrieron el domingo en la última vuelta cuando su piloto, Lewis Hamilton, perdió el liderazgo a manos de Max Verstappen (Red Bull), quien se consagró campeón mundial.

En una entrevista con el diario alemán Bild, el team-manager aseguró que sufrieron una injusticia comparable con la “Mano de Dios” de Diego Maradona ante Inglaterra en el Mundial de México 1986 y el tercer gol de Inglaterra en la final del Mundial de 1966, cuya pelota no ingresó del todo y fue en un momento clave del alargue jugado en el legendario Estadio de Wembley.

Wolff, de 49 años, analizó lo ocurrido en el final del Gran Premio de Abu Dhabi donde se definió el Campeonato Mundial. Hamilton lideraba la carrera cuando se neutralizó en la vuelta 53ª para retirar el Williams de Nicholas Latifi, que se despistó. Verstappen era segundo en el clasificador, pero en ese momento tuvo cinco rezagados adelante. Antes del relanzamiento en la última vuelta, el Director de Carrera, Michael Masi, le permitió al neerlandés superar a los autos que iban con vueltas menos y como había puesto neumáticos blandos, cuando el auto de seguridad se metió en los boxes, en los metros siguientes superó al inglés.

Mercedes hizo dos denuncias luego de la carrera, una por adelantar a los rezagados y otra porque antes de que se relance la carrera Verstappen llegó a ponerle su Red Bull casi a la par del Mercedes de Hamilton. Los reclamos no prosperaron y cinco horas después, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) informó que fueron denegadas.

El equipo germano primero avisó que iba apelar la medida, pero este jueves cuando se venció el plazo, decidió dar marcha atrás, aunque con una bajada de línea: nadie de Mercedes acudió a la gala de la FIA, el tradicional evento de fin de año donde se entregan los premios a los campeones y la escuadra teutona logró esta temporada su octavo título en fila de Constructores.

Además, Wolff puso en duda la continuidad de Hamilton en 2022. El piloto inglés guarda silencio desde el domingo y hay mucha expectativa por lo que pueda manifestar en sus redes sociales.

Al ser consultado por el medio alemán si “habían experimentado la mayor injusticia en la historia del deporte el domingo”, Wolff fue tajante y respondió: “Definitivamente está a la par con la mano de Dios de Diego Maradona o el gol de Wembley de 1966″.

El caso del recordado capitán de la selección argentina se trata de cuando en su salto con el arquero inglés Peter Shilton, tocó la pelota con el puño de su mano y terminó en gol, que fue convalidado por el árbitro. Fue el primer tanto del partido por los cuartos de final del certamen en México. Luego Maradona marcó el mejor gol en la historia de los Mundiales.

El otro ejemplo que citó Toto, fue el de la final del Mundial de 1966, cuando el delantero Geoff Hurst remató, la pelota dio en el travesaño, picó en la línea y no entró, aunque el juez consideró lícito el tanto. Con ello los locales se pusieron 3-2 frente a Alemania.

Luego le preguntaron a Wolff si le “quitaron el título a Hamilton” y si bien dijo que “no”, le echó la responsabilidad a Masi: “Una decisión inconsistente del director de carrera le quitó el título a Lewis“.

Hamilton fue elegido por la FIA como la “Personalidad del año”. Pero el inglés no asistió a la gala
Sobre qué papel jugó Hamilton para no apelar, el team-manager sostuvo que fue un trabajo en equipo. “Cada paso fue una decisión conjunta. Decidimos juntos que protestaríamos y queríamos considerar cuidadosamente una posible apelación. Decidimos juntos no hacer esto. Incluso si hubiéramos ganado frente a todos los platos normales, no queríamos ganar el título en la mesa verde“, aseguró.

Si creyeron que no podían ganar el caso, admitió: “No. Porque la FIA habría sido acusada y juez al mismo tiempo. Esto libera un sentimiento de impotencia. Como el domingo en la última vuelta. Así es como me sentí por última vez cuando era niño“.

Por último, sobre si Masi debería ser retirado de su puesto, manifestó: “No quiero aplicar eso a una sola persona, pero actualmente no estoy interesado en conversar con él”.

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS