Conecte con nosotros

Nacional

Detectan posibles casos de cólera en Tula tras inundación

Publicado

el

Redacción, 14 de Septiembre.- “Hemos localizados dos casos que reúnen los criterios operacionales para cólera, ya les dimos tratamiento y estamos en supervisión. Mandamos las muestras al laboratorio estatal y estoy esperando que me den el reporte”, informó el secretario de Salud estatal.

Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) informó que detectaron dos posibles casos de cólera en Tula después de la inundación por el desbordamiento de ríos el pasado 7 de septiembre.

Según el reporte de la dependencia, dos casos de diarrea aguda en la zona de inundación hacen pensar que pudiera tratarse de una infección del intestino delgado producida por la bacteria Vibrio choleare, causante del cólera.

“No dio tiempo de nada, más que de sobrevivir”, dice habitante de Tula
El titular de la SSH, Alejandro Efraín Benítez Herrera, informó que los casos se presentaron en una colonia de Tula, aunque no precisó cuál, y, por la sintomatología similar de los pacientes las muestras fueron enviadas a laboratorio.

“Hemos localizados dos casos que reúnen los criterios operacionales para cólera, ya les dimos tratamiento y estamos en supervisión. Mandamos las muestras al laboratorio estatal y estoy esperando que me den el reporte”, precisó el funcionario.

Asimismo, pidió evitar el contacto con las aguas negras y comer alimentos al aire libre mientras se realiza la limpieza en las calles, en las casas y comercios que quedaron cubiertos por el agua.

“Somos proclives a la quesadilla y a la torta y ahorita todas las aguas y lodos que se desbordaron se empezaron a secar y se convierten en tierra y esa tierra que se dispersa contiene virus, bacterias, heces de animales y una gran cantidad de deshechos”, alertó.

El exceso de agua estancada, afirmó, está originando el desarrollo de parásitos y bacterias. Además, en entrevista con el sistema estatal de Radio y Televisión de Hidalgo, recordó que existe un problema de salud en la región que es originado por las aguas residuales que recaen de la Ciudad de México en el Río Tula.

Tras la inundación del 7 de septiembre, Benítez Herrera dijo que “ante la presencia de este tipo de aguas negras la población que está más cercana a las zonas de desbordamiento es susceptible a enfermedades gastrointestinales, dermatitis y conjuntivitis”.

En 2013, en medio de la crisis climatológica provocada por el paso de los huracanes Ingrid y Manuel, estalló un brote de cólera en la huasteca hidalguense.

Aunque los primeros casos se registraron antes de las lluvias, el desbordamiento de ríos extendió el alcance de la bacteria.

Antes, y después de nueve años de no tener circulación del Vibrio en humanos en nuestro país, en los años 2010, 2011 y 2012 se presentaron casos aislados en el estado de Sinaloa.

En el 2013 se registraron 187 casos de cólera, en Hidalgo, Estado de México, San Luis Potosí, Veracruz y Distrito Federal. De éstos, 160 correspondieron a la huasteca hidalguense.

Las brigadas de prevención del sector salud realizan recorridos por las zonas donde ocurrió la inundación por el desbordamiento de los ríos Tula, Rosas y Salado para dar atención a las familias del Valle del Mezquital.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS