Conecte con nosotros

Mundo

Hay un lugar donde la vida ha regresado a la normalidad igual a antes del Covid.

Publicado

el

Redacción, 28 de Marzo.- La colonia británica Gibraltar, ubicada al sur de España, es uno de los primeros lugares del mundo en poder ensayar un cierto “regreso a la normalidad”, dejando atrás algunas de sus restricciones cómo el toque de queda y el uso de las máscaras en espacios públicos.

La Operación Libertar con la que se conoce este nuevo proceso, comenzó con la llegada de la vacuna de Pfizer a mediados de enero, lo que permitió comenzar la vacunación, que ya llego a casi la totalidad de la población y la que ahora permite a los 34.000 habitantes dar los primeros pasos hacia la vieja normalidad.

Desde la pasada medianoche, el uso de la máscaras dejó de ser obligatorio en los espacios abiertos de la principal vía de la colonia, y del resto del centro urbano. Además el jueves quedó eliminado el toque de queda nocturno y desde ese mismo día, los restaurantes pueden abrir hasta las dos de la mañana.

Las calles más concurridas y en las que se concentran los comercios eran las únicas que hasta hoy mantenían la obligatoriedad del uso de las máscaras para andar por ellas. Desde el 1 de marzo hubo una pequeña apertura en la que se permitió que en el resto de las calles, con menos afluencia de personas, se pudiera circular con la cara descubierta.

La “liberación” del uso de los protectores faciales se limita a los espacios al aire libre, ya que sigue siendo obligatoria en lugares públicos cerrados, comercios y transporte público.

“Estamos dejando atrás nuestro invierno más mortal y dando la bienvenida a la primavera de la esperanza. La pandemia global aún no ha pasado del todo y debemos continuar avanzando con cautela para salvaguardar el increíble progreso realizado en las semanas y meses venideros”, dijo el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, el pasado miércoles.

La ministra de Contingencias Civiles, Samantha Sacramento, explicó que “el éxito” del programa de vacunación en la colonia y el seguimiento de las normas de prevención han permitido que Gibraltar haya podido avanzar más rápido en la lucha contra el coronavirus.

Este domingo hace justo una semana que el hospital Sant Bernard no tiene pacientes de covid-19. Tampoco hay contagios en las residencias de ancianos.Según los datos oficiales, tan solo hay diez casos activos en Gibraltar, de los cuales ocho corresponden a residentes y otros dos a personas de paso.

Su población flotante, casi 15.000 trabajadores transfronterizos (9.000 son españoles) también avanza hacia la inmunidad. Según fuentes gibraltareñas, 2.371 han recibido ya las dos dosis necesarias de vacuna.

Ese 80 % de inmunizados por medio de la vacunación contrasta con el 5,3 % de la vecina provincia española de Cádiz, según datos del gobierno regional de Andalucía, donde se mantienen las restricciones de aforo y horarios de establecimientos abiertos al público, la mascarilla es obligatoria y el toque de queda comienza a las 23.00 horas

El primer caso registrado en la península fue el 3 de marzo del 2020 y su pico máximo de contagios no llego hasta el 30 de diciembre de ese mismo año con 180 test positivos en un día. El total de fallecidos llegó a 94, con 4.271 casos confirmados y 4.160 recuperados.

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS