Conecte con nosotros

Deportes

Un portero es líder de goleo en la liga de Colombia. ¿Cómo estarán los delanteros?

Publicado

el

Redacción, 3 de Febrero.- A sus 39 años, el portero colombiano Nelson Ramos es el protagonista del inicio de la temporada del ascenso al haber anotado tres goles, todos de tiro libre, en igual cantidad de partidos jugados con el Boca Juniors de Cali, algo que él mismo calificó como “un mérito a la perseverancia”.

El máximo goleador de la Primera B confiesa en una entrevista con Efe que lo que vive es una consecuencia de su “dedicación” y agradece la oportunidad que le dio el Boca Juniors de Cali, uno de los equipos grandes en la época de “El Dorado” colombiano que desapareció en 1957 y volvió al profesionalismo en 2019.

Sabemos que los goles de tiro libre a veces son complicados pero hoy he cumplido ese récord de hacer tres goles en tres partidos seguidos. Esperemos que en el partido siguiente se dé la oportunidad de hacer el cuarto”, afirma el portero, que ganó dos veces la liga colombiana: una con el Deportivo Pasto en 2006 y otra con Millonarios en 2012.

Ramos, que arrancó su carrera en el desaparecido Atlético Popayán y debutó como profesional en el Pasto en 2006, es hoy comparado con la leyenda brasileña Rogerio Ceni, quien, además de ser el meta con más goles como profesional, anotó cuatro goles en tres partidos consecutivos cuando jugaba en el Sao Paulo.

“Rogerio es uno de los arqueros que admiro mucho y hoy lo sigo admirando porque lo que ha logrado nadie se lo va a quitar. Que bueno que ese ejemplo me haya ayudado a mí para que, de pronto hoy, me estén comparando con Rogerio, para mí es un honor que me tengan ahí”, expresa emocionado.

Uno de sus objetivos es anotar una tripleta en un partido, algo en lo que trabaja desde hace muchos años, aunque resalta que solo con el hecho de haber anotado en tres juegos consecutivos se siente contento por todo lo que eso “ha generado”.

Ramos, que hizo parte de la selección colombiana en la Copa América de 2011 pero que nunca debutó con la Cafetera, es además la cuota de experiencia del Boca Juniors de Cali, que antes de volver al profesionalismo era una de las escuelas de fútbol más reconocidas del país.

Mis compañeros (la mayoría de ellos jugadores juveniles) están contentos con mi trabajo y yo contento con ellos. Hay errores que se cometen, tanto de ellos como míos, pero tenemos esta tarea de poder llegar a las finales”, expresa sobre el equipo que actualmente ocupa el octavo lugar del torneo con cuatro unidades de nueve posibles.

Su sueño es que todo lo que está viviendo le permita volver a alguno de los dos equipos en los que le gustaría cerrar su carrera, que son Millonarios y Deportivo Pasto.

Su única experiencia en el exterior la vivió en 2015 cuando dejó Millonarios y reforzó al Deportivo Quito, club en el que solo duró un semestre y al que iba “con la intención” de quedarse durante muchos años.

“Desafortunadamente yo duré seis meses y la situación económica del club no era muy fácil y tomé la decisión de devolverme a Colombia, de nuevo a Deportivo Pasto que me dio la oportunidad de volver”, asegura.

Es por ello que cree que de pronto lo que le está ocurriendo ahora le pueda volver a abrir las puertas de algún equipo del exterior, “más que nada no por lo que puedo entregar físicamente sino por mi experiencia”.

“Estoy en este momento de hacer goles, de pronto eso que el hincha quiere ver puede que me abra las puertas para volver al exterior, pero hoy estoy con los pies en la tierra, que es estar jugando el torneo de ascenso”, añade Ramos, que ha anotado en su carrera 10 goles.

Finalmente, el guardameta -nacido en Popayán, capital del departamento del Cauca (suroeste)- asegura que se ganó la posibilidad de cobrar los tiros libres en los entrenamientos compitiendo con sus compañeros del Boca Juniors de Cali.

Y es por ello que a los porteros jóvenes les deja un mensaje: “tienen que perseverar, no pueden tirar la toalla tan rápido ni tan jóvenes. Los arqueros cometemos muchos errores y yo me incluyo, porque hasta hoy sigo cometiendo errores, sigo haciendo cosas buenas, pero la idea es que uno no tire la toalla por un error, por dos, por tres, por cuatro o por mil”.

Con información de EFE

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS