Connect with us

Mundo

Congresistas demócratas y republicanos, van por destitución de Trump, invocando la enmienda 25

Publicado

el

Redacción, 11 de Enero El ala demócrata del Congreso federal de Estados Unidos con el apoyo de varios integrantes de la republicana, se apresta para empezar a pulir esta semana los procedimientos necesarios para someter a un segundo juicio político al presidente Donald Trump.

Encabezados por Nancy Pelosi, la líder de la mayoría demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes, los legisladores federales aprobarán este lunes una iniciativa para pedirle al vicepresidente Mike Pence, la invocación de la enmienda constitucional 25.

La petición del Congreso que sería aprobada en el pleno de la Cámara de Representantes y que es sólo un incentivo no un proyecto de ley formal, es el primero de varios pasos que se pulen en el Congreso para imputar a Trump la incitación de la insurrección y violencia por el asalto al Congreso federal el pasado 6 de enero.

A 9 días de que termine el mandato presidencial de Trump, los demócratas y algunos republicanos quieren hacer lo necesario para expulsarlo del poder ejecutivo antes del 20 de enero.

El apremio a Pence es para invocar la enmienda 25 e implica que el vicepresidente y la mayoría de los integrantes del gabinete presidencial de la Casa Blanca, decidan y voten a favor de declarar a Trump incapacitado mentalmente para seguir ejerciendo el poder.

En paralelo, el Comité de Reglas de la Cámara de Representantes afina los cargos de “incitación a la insurrección y violencia” que los demócratas pretenden imputar a Trump para enjuiciarlo por segunda ocasión, lo cual podría ser sometido a consideración del pleno este miércoles.

Por ahora no hay ningún indicio de que Pence invoque la enmienda 25, por lo que Pelosi busca dejar todo listo para antes del próximo 20 de enero, cuando Joe Biden asuma oficialmente la presidencia estadunidense, y el juicio a Trump este técnicamente en proceso.

Pocas probabilidades
La aprobación de los cargos contra Trump como medida para que rinda cuentas por el asalto al Congreso del pasado 6 de enero que dejó un saldo de 5 muertos, tendrán que ser enviados a la Cámara de Senadores donde hay pocas probabilidades de que se haga el juicio inmediatamente.

Mitch McConnell, el todavía líder de la mayoría republicana en el Senado, este fin de semana circuló entre sus correligionarios un memorando en el que proyecta que sería hasta el 19 de enero cuando la Cámara alta sesione sobre los artículos o cargos en contra de Trump.

Son casi nulas las probabilidades de que Pence invoque la enmienda 25 así como de que el Congreso federal enjuicie a Trump antes del 20 de enero, no obstante, Pelosi y los demócratas con el apoyo de legisladores republicanos no quieren dejar impune al todavía presidente.

“El objetivo es evitar que Trump no pueda en 2024 intentar volver a querer ser candidato presidencial”, declaró Pelosi al programa 60 minutos de la cadena de televisión CBS al ser cuestionada respecto a la razón de un segundo juicio político al todavía presidente Trump.

De ser enjuiciado y declarado culpable de los cargos o cargo que le imputen, constitucionalmente Trump quedaría imposibilitado de por vida para postularse para cualquier cargo de elección popular o de encabezar una organización o grupo político.

Por ahora en el Senado la tendencia política es que el juicio contra Trump se realizaría después de que oficialmente deje la presidencia y ya cuando Biden este ejerciendo el poder ejecutivo en la Casa Blanca.

La prioridad inmediata en el Senado es aprobar la postulación de los miembros del gabinete de Biden para que el próximo presidente, desde el primer día de su mandato, inicie las labores urgentes de confrontar la pandemia por covid-19 y para la recuperación económica.

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS