Conecte con nosotros

Nacional

“Debemos tener fe”: Andrés Manuel López Obrador pide a los mexicanos en su mensaje navideño.

Publicado

el

Redacción, 25 de Diciembre.- Dentro de las paredes del Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador y Beatriz Gutiérrez Müller, su esposa, compartieron unas palabra de esperanza para el pueblo mexicano.

Gutiérrez Müller comenzó el mensaje manifestando que aunque no son tiempos de reunión, sí se puede seguir celebrando. Agregó sus buenos deseos para la población y agregó que hay que tener esperanza en el futuro y en lo que vendrá el próximo año.

“Hoy es 24 de diciembre, es Nochebuena y nosotros deseamos que eso sea para ustedes también. Religiones a parte, creencias a parte, es una noche para que millones de familias se reúnen para celebrar. Estamos en condiciones distintas esta vez pero ese no puede ser un motivo para no celebrar y no dejar de tener fe. Nosotros los que somos creyentes pensamos que el porvenir viene mejor, y seguramente así será, confiemos que así será. Esta familia les desea lo mejor y por eso hemos querido grabar este mensaje de esperanza, de amor”, Beatriz Gutiérrez.

El presidente de México dijo que se esta noche hay que celebrarla, ya que se recuerda el nacimiento de un hombre que promovió el amor y la fe, esto independiente si se cree en la religión o no.

“Yo coincido que hoy es Nochebuena y así tenemos que celebrarlo. Hoy por la noche, mañana Navidad, se conmemora el nacimiento de un hombre que encarnaba el amor y la fe: Jesús Cristo, independientemente de si somos creyentes o no”, dijo.

El mandatario agregó que Jesús dejó al mundo enseñanzas sobre la defensa de quienes más lo necesitan, pero también acerca de la fe. No obstante, este no fue al único hombre que hizo referencia, pues no hizo falta Benito Juárez.

“Jesús nos deja la enseñanza, su obra fundamental es de transformación y tiene que ver con la defensa de los pobres, de los desposeídos, de los que sufren, de los enfermos y también tiene que ver con la fe, no se limita a lo religioso. Juárez decía que no había que perder la fe y él tenía una fe inquebrantable en la causa que defendía y todos debemos de tener fe”, explicó.

López Obrador también mencionó que la llegada de la vacuna es parecido a un milagro, no obstante, reconoció el trabajo y esfuerzo que la comunidad científica hizo para poder lograr esto. También agradeció el sacrificio que el personal médico ha hecho durante la pandemia para poder lograr salvar vidas y por lo mismo serán los primeros en recibir la vacuna.

“Miren este milagro de que en menos de un año ya se tiene una vacuna, es algo inédito. Se le debe a la ciencia, a los que trabajan en este campo tan importante, que se tenga esta vacuna, ya hoy comenzó a aplicarse a los trabajadores de la salud que están arriesgando sus vidas por salvar vidas. Es un acto de humanismo sublime bellísimo, son héroes, son heroínas, ellos son los primeros que van a ser protegidos por la vacuna”, añadió.

Por otra parte, señaló en que la vacuna contra la COVID-19 será aplicada en segundo lugar en adultos de la tercera edad, ya que ellos son población vulnerable. Pero insistió en que ésta deberá ser para toda la población, sin importar el lugar en donde vivan y no tendrá costo alguno.

“Luego [serán] los adultos mayores, los ancianos respetables, que necesitan también protección. La vacuna se va a aplicar de manera universal, es decir, es para todos. Para los que viven en la ciudad, en el campo, aunque vivan en las partes más marginadas, donde estén van a ser vacunados y es gratuita la vacuna”, manifestó.

El mandatario agregó que la vacuna llegó para mantener la fe, y para que los mexicanos no acepten la derrota. También mandó un abrazo, especialmente a quienes han perdido a familiares durante esta pandemia.

“Esto es un acontecimiento, esto para tener fe en el porvenir, no darnos por vencidos. Nuestro pueblo siempre ha resistido calamidades porque tiene mucha fortaleza espiritual. Les mandamos un abrazo en esta Nochebuena: un abrazo cariñoso, afectuoso, de manera muy especial a quien han perdido seres queridos” declaró.

Finalmente insistió a los mexicanos en mantener “ánimo y fe”.

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS