Connect with us

Mundo

Vendra España a la celebración por el Bicentenario de la Independencia de México, pero no pedirá perdón por la Conquista

Publicado

el

Redacción, 18 de Noviembre.- La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, anunció este martes que España participará el próximo año en la conmemoración de los 200 años de la independencia de México, pero no planea pedir disculpas por la conquista, como lo ha solicitado el presidente Andrés Manuel López Orador.

En una conferencia de prensa en la residencia del embajador español en la capital mexicana, la ministra recordó que en 2021 se conmemoran los 500 años de la conquista y el bicentenario de México y que “a este aniversario se ha comprometido España a participar tras una invitación del gobierno mexicano”.

González Laya hizo este martes un breve viaje a México para estrechar lazos en el país, donde se reunió con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y empresarios españoles.

La ministra habló con Ebrard sobre la polémica propuesta del presidente López Obrador de que el rey Felipe VI se disculpe con las comunidades indígenas por los abusos de la conquista.

“Hemos sido muy transparentes desde el principio: España ha tenido a lo largo de su historia una mirada reflexiva, una mirada crítica y no ha esperado 500 años a tenerla, la ha tenido a lo largo de su historia”, explicó González Laya.

Recordó que fray Bartolomé de las Casas ya fue en el siglo XVI crítico con el trato a los indígenas y que los reyes de España visitaron en 1990 el estado de Oaxaca en reconocimiento a las comunidades indígenas.

Por ello, subrayó que en las conmemoraciones del próximo año “sería tremendamente útil” mirar al futuro y “plantearnos qué queremos para los próximos 50 y 100 años”.

La relación entre España y el gobierno de López Obrador comenzó bien, con la asistencia del rey Felipe VI a la investidura del mexicano en diciembre de 2018 y la visita un mes después del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, quien mostró buena sintonía con el mandatario mexicano.

Pero poco después se enfrió la relación, cuando en marzo de 2019 el presidente mexicano pidió por carta a Felipe VI y al papa Francisco que ofrecieran disculpas por la conquista, algo en lo que sigue insistiendo a día de hoy.

Poner en valor las empresas españolas
Otro punto que ha causado fricción entre México y España es la política energética nacionalista de López Obrador, quien ha criticado a varias empresas extranjeras, entre ellas algunas españolas, que a su juicio fueron beneficiadas por la reforma energética del gobierno de Enrique Peña Nieto.

El pasado octubre, el presidente de la eléctrica Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, dijo que descarta iniciar nuevos proyectos en México si el gobierno del país no quiere que siga invirtiendo allí.

González Laya estuvo este martes con representantes de varias empresas de la Cámara de Comercio Española en México, entre ellas, Iberdrola, Naturgy, BBVA y Banco Santander, para conocer su punto de vista.

La ministra se comprometió a “poner en valor la labor de estas empresas y facilitar el desempeño de sus funciones”.

En México hay 6 mil 500 compañías de capital español que generan en el país 1.3 millones de empleos. España es el segundo inversionista en México, mientras que México es el segundo inversionista en España entre los países de fuera de la Unión Europea.

Sobre los cambios de regulación del gobierno mexicano que priorizan las empresas energéticas públicas Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), la ministra insistió que en el sector debe haber “transparencia, seguridad y reglas de juego claras”.

La visita también sirvió para impulsar el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM), pendiente de firmarse, y preparar la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno prevista para el próximo año en Andorra.

Agencia EFE

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS