Connect with us

Hidalgo

Involucrados en red de prostitución funcionarios de SEPH y líderes del SNTE y Nueva Alianza

Publicado

el

Eran vendedoras de autos, cultoras de belleza, trabajadoras restauranteras y hasta un par de ellas, sexoservidoras, pero con la Reforma Educativa de Enrique Peña Nieto, se convirtieron en maestras con altos salarios y hasta directoras de escuelas a cambio de favores sexuales en una bien tejida red de prostitución dirigida desde el principal sindicato de maestros y la SEPH y pagada con recursos públicos. El mismo esquema se aplicó con maestras que ya laboraban en el sistema educativo y que buscaban mejores posiciones.

La Reforma Educativa que vociferaron a los cuatro vientos Peña Nieto y su secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, aquella que prometió entregar ascensos en el magisterio en base a las capacidades, sólo sirvió para que líderes como Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo –actual operador político de Nueva Alianza Hidalgo-, apoyado en su estructura de incondicionales como el actual líder de la sección 15 del SNTE, Luis Enrique Morales Acosta, el líder estatal de Nueva Alianza Hidalgo, Juan José Luna Mejía y el actual candidato a alcalde en Zempoala, Miguel Ángel Pérez Navarrete, junto a funcionarios de la SEPH, aprovecharan para obtener sexo.

Tras el primer examen de evaluación docente, aplicado el 21 de noviembre de 2015 en el que varios mentores inconformes fueron molidos a golpes por la derecha magisterial, Ramírez Oviedo, famoso por sus constantes excesos con el alcohol y la vida nocturna, comenzó a operar la red de prostitución con la que chantajeó a infinidad de mujeres y hasta maestras activas para entregarles posiciones y ascensos.

A través de diversos testimonios de quienes presenciaron directamente estas conductas, es que se pudo conocer que a partir del segundo año de Sinuhé al frente de la sección 15 del SNTE, justo con la entrada en vigor de la Reforma Educativa, este líder, aliado permanente de Peña, Nuño y compañía, pudo manipular libremente cualquier ingreso al sistema educativo así como todo el sistema de escalafón, presuntamente sepultado por la Reforma Educativa.

Desde el interior, con las maestras que ya laboraban y que presentaron su examen de evaluación docente –piedra angular de la Reforma Educativa-, fueron llamadas directamente de la oficina de Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo para conocer de “la situación de la evaluación”. Pero sólo eran llamadas quienes tenían el estereotipo de ser atractivas, delgadas y de buena apariencia, “como le gustaban al líder”, afirmó uno de estos testimonios.

Desde el mismo día de la evaluación, a las maestras con estas características les pidió gente del sindicato, su número telefónico, dirección y correo electrónico sin razón alguna, más porque el examen lo estaba aplicando una autoridad y nada tenía que hacer gente del SNTE apoyando esta acción.

“Una a una, fueron llamadas por el sindicato, las maestras guapas, a las que sus ayudantes les decían las buenotas, chichonas, que por supuesto eran del gusto de Sinuhé y su gente, para que se presentaran a lugares específicos donde las citaba para que las conociera y se vieran”, dijo “Mónica”, testigo directo de estas pláticas.

Uno de estos lugares donde eran citadas las maestras, era en el número 1005 de la calle Eliseo Ramírez Ulloa de la colonia Periodistas, actual sede estatal del Partido Nueva Alianza, donde a decir de la testigo, llegaron por lo menos una veintena, emplazadas para discutir la situación de su examen de evaluación.

Desde aquí se operaban los encuentros, reconoce una persona que vivió de cerca esta trama. Este lugar, ahora oficina de Nueva Alianza, era la casa de los abuelos de Ramírez Oviedo y que luego fue demolida para ser convertida en la sede partidista y cobrar al mismo la renta al partido como lo hace con por lo menos otras 10 sedes municipales que construyó y que arrenda igualmente.

Otro de estos sitios donde se realizaban los encuentros con las maestras para finiquitar “su asunto” de promoción laboral, era el departamento de la exclusiva zona Residencial Platino que Sinuhé adquirió en el año 2014. Para esta labor, se apoyó en todo momento, de Luis Enrique Morales Acosta, quien sería su “delfín” para dirigir al SNTE en la sucia elección de 2017, en Juan José Luna, quien le “prestaba” las oficinas de Nueva Alianza y desde luego, su compadre y amigo, ahora candidato a alcalde de Nueva Alianza en Zempoala, Miguel Ángel Pérez Navarrete.

“Ahí esos lugares llevó a muchas compañeras. Dos de ellas, de gran confianza me dijeron que tuvieron sexo con él. Posteriormente supe que ya eran directoras en escuelas de la región de Pachuca”, aseguró otro testimonio.

Para el cumplimiento de la palabra de Sinuhé de entregar las promociones prometidas luego de los favores sexuales, no habría problema alguno pues dentro de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), tenía a gente de su confianza que el entonces gobernador Francisco Olvera Ruiz, le permitió designar al ser uno de los principales promotores de la Reforma Educativa en la entidad.

Said Vargas, director de Educación Primaria de la SEPH, Francisco Salinas, encargado de Gestión, Pedro Pelcastre Austria, secretario particular y Pablo Pérez Martínez, entonces subsecretario de Finanzas y Administración, sentenciado a 10 años de prisión por peculado y desvío de recursos, eran quienes obedecían ciegamente toda orden de Sinuhé, quien en calidad de amo y señor, sentía todo el respaldo de las autoridades educativas.

Con todo este apoyo, se ordenó que por lo menos 50 maestras de todo el estado, muchas de las cuales estaban presuntamente “reprobadas” o que en el peor de los casos, ni siquiera presentaron el examen de evaluación docente, recibieran mejoras salariales y hasta direcciones de escuelas.

“Claro, no hay la menor duda de que muchas directoras no tenían ni el tiempo, ni los conocimientos para ocupar direcciones escolares, sin embargo, fueron colocadas ahí por apoyo de sus supervisores y desde luego, por Sinuhé y más tarde, por órdenes directas del otro líder del sindicato, Luis Enrique Morales Acosta”, reveló “Iliana”, maestra de la región de Tepeapulco, quien vio directamente como se consumaron decenas de injusticias para los mentores que merecían por méritos y preparación, estos ascensos.

Muchos de los funcionarios que convalidaron el esquema de ascensos a cambio de sexo, fueron ratificados durante la gestión de Sayonara Vargas en la presente administración, pese a que varios de estos casos ya se habían ventilado y siguen hasta la fecha dentro del sistema educativo estatal

El esquema hacia afuera

Ramírez Oviedo, devoto seguidor de la vida nocturna y las juergas en centros nocturnos estilo gansteril ordenando el cierre de los lugares donde llegaba junto con su camarilla para el disfrute privado, no tuvo empacho en hacer maestras, directoras y aviadoras a un buen número de féminas ajenas al sistema educativo, a cambio también, de favores sexuales.

El caso más conocido, es el de una mujer que Sinuhé conoció en un table dance y que frecuentaba en sus visitas a tal punto que sus mismos amigos le decían que era “la novia” del líder sindical. Igualmente agradable y acorde a los estereotipos de belleza, la mujer tuvo trato de amistad con Ramírez Oviedo por varios meses antes de prometerle una plaza dentro del sistema educativo estatal, aquellas que se decían, ya se habían acabado.

Para esta labor, encargó a Said Vargas que la contactara para que entregara sus papeles y la pudiera sacar de esa vida al incluirla en la nómina magisterial exactamente en el mes de marzo del 2016, cuando es dada de alta y convertirse en maestra sin tener ningún conocimiento en la materia ni menos la carrera magisterial.

Junto a los dos lugares descritos por los testimonios, las mismas oficinas de la sección 15 del SNTE, ubicadas sobre el boulevard Ramón G. Bofil y una casa más de la colonia Valle de San Javier, servirían para el mismo fin.

Las turbias historias sexuales de su alfil y dos veces candidato a alcalde en Zempoala, Miguel Ángel Pérez Navarrete, que han sido documentadas por Paradigma y este reportero, sugieren que el esquema de enganchadores que tuvieron este personaje, junto a Luis Enrique Morales, Juan José Luna Mejía, Said Vargas y Pedro Pelcastre fue mucho más amplio de lo que se creía, pues acudían con Sinuhé a todas sus reuniones dentro y fuera del sindicato y sobre todo, eran su personal de compañía en las interminables fiestas a las que acudían por lo menos dos veces por semana.

El caso de una vendedora de autos que ingresó al sistema educativo a inicios del 2017 es también ilustrativo pues era un secreto a voces que era frecuentada por Ramírez Oviedo luego de haber adquirido varios autos y camionetas de lujo en la agencia en que ella trabajaba. Personal dentro de la SEPH confirmaría este ingreso de la mujer que nunca realizó estudios superiores y apenas tenía la preparatoria concluida.

“Así llegó mucha gente a la escuelas, en especial mujeres: sin estudios, provenientes de cualquier otro sector productivo, con bajo o nulo perfil académico, que eran novias o parejas sentimentales de Sinuhé y que desde luego no sabían nada de educación pero que llegaron hasta ahí gracias a ese personaje”.

Este testimonio confirmaría que tanto las maestras activas que recibieron los ascensos, como las mujeres de fuera, lo habrían hecho a cambio de sexo, pues a Ramírez Oviedo como a sus secuaces les gustaba esta vida sabiendo que la promesa de un mejor trabajo y hasta direcciones escolares, haría a sus víctimas ceder a cualquier petición, por indecorosa que fuera.

En el periodo de Sinuhé, como ya en el de Luis Enrique Morales al frente de la sección 15 del SNTE, fueron colocadas también en escuelas frente a grupo o como trabajadoras administrativas, chicas provenientes de diversos actividades por ser amigas o directamente conocidas de Ramírez Oviedo o de sus incondicionales al haber sido meseras, cultoras de belleza, estilistas y desde luego el sexoservicio, que jamás presentaron un examen de evaluación como lo había prometido la malograda Reforma Educativa.

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS