Niña graba a su abusador; el hombre está prófugo

Buenos Aires, 17 de febrero.- Niña graba a su abusador; el hombre está prófugo. El portal Infobae dio a conocer el caso de una niña argentina que fue abusada por su tío y cuyo caso estalló cuando la menor lo dijo en la escuela.

“Hola, no sabés lo que me pasó, mi tío me tocó la cola y la chucha. Estábamos los cuatro en la cama y me desperté con él tocándome. Yo cerraba las piernas y él hacía más fuerza. Como que me quiso violar”, le contó V. -una nena de 12 años- a una compañera de colegio sobre los abusos sexuales a los que la sometía su tío.

Ese secreto, que V. no quería revelar por temor a que no le creyeran o causar un revuelo en su familia, finalmente salió a la luz durante el verano de 2018, cuando la mamá de esa amiguita se enteró del contenido de ese audio de Whatsapp y se lo hizo escuchar a la madre de la víctima.

Al ser indagada por su mamá, V. no solo le relató lo mismo sino que agregó detalles. Dijo que en ese momento le había dicho a su “tío” que tenía que hacer pis para detener el manoseo y que como había quedado en estado de shock no había podido contarle nada a nadie.

El abusador es Leandro Martínez, de 43 años, marido de la prima hermana del papá de V. La nena y Leandro siempre tuvieron una relación muy estrecha y era habitual que ella se quedara a dormir en su casa, invitada por sus primos. De hecho, la joven le decía “tío” a su abusador.

Cuando Daniela y Pablo, los padres de V., le mostraron los audios a la suegra de Leandro, el abusador, la señora les pidió que no le dijeran nada a su hija (la prima de Pablo) porque estaba embarazada después de muchos tratamientos y que ya había perdido cuatro bebés.

Mientras que los papás de la nena decidieron contarle a la psicóloga lo que había pasado para que la ayudara a superar esa situación, en una clase escolar de Educación Sexual Integral (ESI), V. sorprendió a sus 35 compañeros con su confesión: “A mí me pasa, mi tío abusó de mí”.

De inmediato, la maestra lo comunicó al gabinete psicopedagógico y derivaron la información a un centro de niñez, pero aun así, “todavía costaba enmarcar lo que había pasado en un hecho delictivo”, relató a TN su mamá.

Una vez enterados del abuso, los papás de V. se pusieron a atar cabos y relacionaron sus problemas de enuresis (se hacía pis desde los 6 años) y su retraso escolar como una consecuencia de ese hecho aberrante.

 3,356 total views,  8 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *