Sacerdote regala teléfono a niña para enviarle videos masturbándose

(Staff Paradigma)

Madrid, 19 de enero.- Sacerdote regala teléfono a niña para  enviarle videos masturbándose. Esto sucedió en Angustias, Valladoli, en que el capellán hizo este regalo a una  menor de 14 años para mostrarse en poses sexuales.

El Diario de Valladolid dio a conocer que para ganarse la confianza de la niña, le dio todo tipo de regalos, entre éstos un teléfono en el que luego le enviaría al menos un vídeo pornográfico en el que se le veía a él, en una imagen de cuerpo entero, masturbándose.

Antes de esa grabación masturbándose, la policía y el juzgado que investiga el caso pudieron comprobar como en el móvil de la niña había varios whatsapps, con los que el párroco que Las Angustias, a quien mantienen en su domicilio bajo vigilancia eclesiástica, buscaba granjearse la confianza de la menor invitándola a realizar actividades juntos.

Otra de las cuestiones que más llama la atención a los agentes que investigan el caso, en palabras de las mismas fuentes, es la frialdad con la que el cura se comportó en el momento de su detención y que mantuvo no sólo ante la policía, sino también en el momento de tener la vista ante el titular de Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, encargado de investigar el caso.

«Me niego a declarar». Esa fue la lacónica respuesta del párroco en el momento de ser detenido y ante el juez. Eso sí, al prohibirle acercarse a la menor no dudó en pedir que la madre no volviera a pedir limosna a la puerta de la iglesia para que él pudiera decir misa, si quería. De esta forma, según detallan las fuentes consultadas que dijo el capellán, no incumpliría con su orden de alejamiento.

A la mujer no se le ha vuelto a ver pidiendo limosna ni al cura decir misa porque el arzobispado de de Valladolid, que sigue guardando silencio, lo retiró . del servicio y lo mantiene recluido en su domicilio.

A todo esto se le añade el que, tal y como publicaba este periódico, después de que la madre de la víctima acudiera a comisaría a formalizar una denuncia contra el cura, el mismo capellán le realizó una oferta con la intención de que guardara silencio y la retirara.

Tanto es así que al día siguiente la denunciante, de nacionalidad rumana, volvió a dependencias policiales acompañada de un intérprete para retractarse. No obstante, esto no impidió que los agentes actuaran de oficio, enviarán el caso a la Fiscalía y solicitar una orden judicial para requisar el móvil y detener con posterioridad al párroco.

Medidas cautelares

Actualmente la investigación se encuentra en manos del Juzgado de Instrucción número 1, que hace varios días impuso al investigado una serie de medidas cautelares. Entre ellas se incluye la de no poder acercarse a menos de 300 metros de la menor, prohibición absoluta de comunicarse con la niña por cualquier medio y la obligación de firmar en el juzgado el primer día de cada mes.

 1,483 total views,  6 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *