Cura francés abusó diario de un niño diferente por 20 años

París, 14 de enero.- Cura francés abusó diario de un niño diferente por 20 años, según se desprende de la misma confesión de Bernard Preynat, ante el juzgado en Lyon.

El ex sacerdote reconoció que durante dos décadas abusó de “cuatro a cinco niños” cada semana y que desde luego fue ocultado por la Iglesia Católica.

En  su testimonio que dejó petrificados a los miembros del jurado, el hombre indicó que en su época, “no cometía agresiones sexuales sino que eran caricias, cariños”, lo que ahora sabe, era equivocado.

Entre los años 1971 y 1991, cuando era capellán de los “boy-scouts” en Sainte-Foy-Lès-Lyon, una localidad cercana a Lyon, Preynat cometió estas atrocidades contra  niños que tenían en la época entre 7 y 15 años.

Preynat era admirado por los padres de la diócesis, que le confiaban sus hijos sin hacer preguntas, para excursiones dentro y fuera de Francia, lo que aprovechaba como depredador sexual, para hacer de las suyas.

Sin embargo, en 2015 algunos ex “scouts” rompieron el silencio y acusaron ante la justicia a Preynat de tocamientos, besos en la boca y caricias recíprocas de tipo sexual a las que se vieron forzados.

Estos actos habían sido ocultados por la Iglesia católica de Francia, lo que provocó la condena del cardenal Philippe Barbarin en marzo de 2019 a seis meses de prisión condicional.

Barbarin fue condenado por no haber informado a la justicia de los hechos y por haber mantenido al sacerdote en la Diócesis hasta 2015, pese a que Preynat ya había confesado sus actos ante sus superiores en 1991.

Bernard Preynat podría ser condenado a una pena de hasta 10 años de prisión luego de ser separado de su cargo dentro de la Iglesia.

“Yo sabía que estos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca debería haber hecho. Eran a escondidas”, admitió. “Y sí, es verdad, me aportaban placer sexual”, añadió.

Eran “cuatro o cinco niños cada semana”, dijo el excura. “Eso significa casi un niño cada día”, acotó la magistrada que preside las audiencias.

Preynat expresó el lunes su arrepentimiento ante el tribunal, se declaró “culpable” del dolor causado a las víctimas y expresó el deseo de que “este juicio se celebre lo más rápido posible, pues el proceso se inició hace ya cinco años”.

La investigación reveló que este sacerdote había cometido sus primeras agresiones a los 17 años, cuando era monitor en colonias de vacaciones, en el año 1962.

Sus víctimas, dieron su testimonio. Historias desgarradoras de soledad, miedo y hasta problemas de depresión causados por el abuso repetido de este sacerdote que hoy enfrenta a la justicia.

Foto: AFP

 3,169 total views,  6 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *