ESQUINA POLÍTICA El PRI Hidalgo en el abismo Por Yuri R. Ruiz

El PRI sufrió el año pasado la peor derrota en su historia al perder la presidencia de la República en manos de Andrés Manuel López Obrador y de Morena, pero la debacle continúa al desmoronarse algunos estados como Hidalgo donde muchos piensan que se está tramando una estrategia para ceder el gobierno al Movimiento de Regeneración Nacional en común acuerdo entre el ejecutivo estatal Omar Fayad Meneses y el mismo AMLO, con un pacto de no agresión federal.

En menos de un año de gobierno de López Obrador, las visitas más recurrentes han sido a Hidalgo donde por cierto Fayad Meneses se ha desvivido en elogios al presidente y en apoyar todas sus propuestas, por lo que ya hay un dicho en Plaza Juárez que se comenta sobre la elección a gobernador y ese es que según el presidente de México preguntó a Omar que si ya tenía a su perfil para sucederlo en el cargo y éste respondió “quien usted diga mi presidente será mi candidato a gobernador”.

Algo así como que López Obrador va a decidir quien será el próximo gobernador de Hidalgo sea del PRI o de Morena, por lo cual la lista de perfiles en los tricolores no es tan grande y ahora la encabeza la próxima secretaria general de ese partido a nivel nacional que es Carolina Viggiano Austria.

Hidalgo es de los estados de la República que no ha tenido otra forma de gobierno distinta al PRI, son más de 80 años de una dictadura partidista, pero ahora el rumor del pacto para ceder la entidad crece y se multiplica teniendo como máximo protagonista al actual senador de Morena, Julio Menchaca Salazar, quien el pasado 6 de agosto dentro de su primer informe de labores legislativas mostró su músculo al congregar en el auditorio Gota de Plata de Pachuca, a la crema y nata política estatal y nacional de su partido, con lo cual encabeza las preferencias electorales del partido lopezobradorista en la entidad.

El PRI tendrá el siguiente año la prueba de fuego más importante en Hidalgo, al llevarse las renovaciones de los 84 municipios en sus alcaldías y cabildos, por lo que ahora no son la opción entre los votantes quienes tienen en su satélite cercano a Morena para quitarle al tricolor la hegemonía estatal, ya que se piensa los de AMLO sacarán triunfos al menos en la mitad de ayuntamientos.

Tampoco el PRI controla como antes el Congreso estatal donde Morena con sus 17 diputados locales de un total de 30, mas algunos apoyos que han conseguido en Nueva Alianza y el PAN, llegan en algunas votaciones a 20 legisladores y tener mayoría calificada para modificar las leyes en Hidalgo y encaminar a la entidad a una sucesión anticipada.

A esto sumemos algunos cambios y renuncias que hacen ver al PRI debilitado en Hidalgo, porque la salida primero de Israel Félix del gabinete de Omar Fayad, causó un enorme hueco, aunque algunos aseguran que el exfuncionario dejó su puesto con la intención de competir por las siglas del PRI a la alcaldía de Pachuca y de allí luego buscar el gobierno estatal igual con el cobijo tricolor.

Y que decir de la salida del exlíder estatal Ricardo Crespo, muchos lo ponen en una candidatura por Morena en 2020, al igual de que se rumora el exdiputado federal Fernando Moctezuma, también se coquetea con los partidarios de AMLO por igual una posible postulación a un cargo de elección popular el siguiente año.

En fin, el PRI tendrá una prueba de fuego muy complicada en 2020, todo parece indicar que podría ser el inicio del cambio en Hidalgo.

Mireya Roa, me has cambiado la vida desde que llegaste…..

284 total views, 2 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *