Economía versus Política

Los delincuentes del SNTE

César Peña *

Cuando se pensaba que el proceso de transición en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), seguiría la misma ruta que la sucesión marcada en el Gobierno Federal y los nuevos tiempos, al generarse la coyuntura para el necesario relevo, el proceso aquí se quedó a medias pues si bien se fue Juan Díaz de la Torre, siguen anquilosados y soberbios los cuadros reaccionarios que asaltaron el poder para Enrique Peña Nieto y su nefasto Gobierno.

La primavera magisterial que se sigue posponiendo, está generando dudas entre los mentores que fueron afectados por la “Reforma Educativa” y la misma sociedad, que no ven que llegue la justicia prometida al seguir con las riendas sindicales el sucesor de Juan Díaz de la Torre, Alfonso Cepeda y toda la tribu que resultan una vergüenza para el país, pues en vez de un círculo de notables o pensantes como se debería esperar de un maestro, se han comportado como delincuentes.

¿Qué otra cosa se puede pensar de directivos, desde el supervisor escolar, el jefe de sector, director y profesores que agredieron a padres de familia en la escuela Justo Sierra de Tepeapulco? Esto no lo haría jamás un maestro, una autoridad con solvencia moral y capacidad de diálogo. Repito, esto sólo puede provenir de delincuentes.

Además de esta, la otra golpiza propinada al director de la escuela Luis Donaldo Colosio de Ciudad Sahagún, el profesor Rosario Cruz Mendoza, quien fue mandado al hospital y hasta perdió la vista de un ojo al ser atacado por porros de la sección 15 del SNTE. Este barbarismo simplemente resulta inadmisible.

Detrás de estos actos de violencia de incondicionales del actual dirigente Luis Enrique Acosta y del mismo Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo, se encuentran también actos de pillaje, saqueo, mentiras, tráfico de influencias, amiguismo, discriminación, venganzas y diversas acciones que son propias de malandrines pero que las ejecutan estos seudodirigentes que fueron promovidos y prohijados por el decadente priísmo.

No hay que olvidar que Sinuhé fue denunciado ante la PGR, hoy Fiscalía General de la República, por lavado de dinero, operación con recursos de procedencia ilícita y enriquecimiento ilícito, cuya investigación se encuentra en curso.

Es necesario que la sociedad se deshaga de este lastre, de estos criminales con careta de maestros, que han secuestrado la educación y que no han tenido empacho es mostrar su talante represor y fascista, que sólo puede entenderse en sociedades totalitarias como el nazismo, pero no en México, y menos en estos tiempos.

 

 

* Periodista, escritor y economista

285 total views, 10 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *