La Columna #ButacaAlta “El Super Bowl, la vieja escuela contra una nueva generación”.

Este fin de semana los amantes del fútbol americano, que en México se cuentan por millones tendrán la oportunidad de ser testigos de una nueva edición del Súper Tazón, o Super Bowl , que es como se conoce al juego por el campeonato de la NFL, y que este año se celebrará la edición LIII(53) en el MercedesBenz-Stadium, de Atlanta. Un imponente inmueble con menos de tres años de vida y con un costo de 1.6 billones de dólares que es sin duda la mejor sede para lucir en todo su esplendor el partido entre los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Carneros de Los Ángeles.

No es un secreto que los Patriotas de la mano del coach Bill Belichick y del mariscal de campo. Tom Brady han escrito con letras de oro una historia que difícilmente podrá ser igualada en el corto plazo por otro equipo. No es una causalidad que la franquicia de Massachusetts esté catalogada como la más dominante de los últimos 20 años dentro de la NFL.

Este fin de semana los Patriotas habrán llegado a su “Super Bowl” número once . El cuarto en los últimos 5 años y noveno bajo la batuta de Belichick, quien desde el año 2000 es el entrenador en jefe de los Patriotas.

Hablar de los Patriotas, es hablar de Tom Brady, que con 41 años de edad es la estrella de un equipo con 16 finales de conferencia y 9 boletos al Súper Tazón, el cual han ganado en 5 ocasiones. De ganar este domingo empatarían el récord de equipo más ganador en la historia de la NFL que ostentan los Acereros de Pittsburg con 6 títulos.

Con estos números los Patriotas saltan al emparrillado con la historia a su favor, sin embargo las casas de apuestas marcan a los Rams como favoritos por tres puntos. Tal vez la juventud del equipo de Los Ángeles sea un factor para que los apostadores les den esa ventaja.

Este Súper Tazón podría ser el último para Tom Brady. La edad ya pesa y aún no se sabe si se retirará después de ganar el próximo domingo, o en caso de perder, si tendrá el ánimo para una temporada más, aunque no tiene nada más que demostrar porque lo ha ganado todo y todos dan por hecho que estará en el Salón de la Fama. Solo le quedaría la satisfacción ampliar su legado.

Por su lado, los Carneros de Los Ángeles son un equipo que basa su fortaleza en el juego ofensivo, contrario a la idea que los campeonatos se ganan con defensiva.

Con 33 años, Sean McVay es el coach más joven en un Super Bowl y con 66 años, Bill Belichick es el más veterano con un récord de 30 victorias en postemporada.

Belichick es una maestro que tiene su mayor virtud en la lectura y estudio de sus oponentes, siempre buscando los puntos débiles y haciendo ajustes en su equipo para neutralizar a sus rivales

La principal arma de los Rams es su mariscal de campo, Jared Goff, quien con 24 años será el quarterback más joven en comandar una ofensiva en el Súper Tazón.

Sin duda este domingo se juega más que un campeonato. El duelo por el título de la NFL será un juego entre la vieja escuela representada por Los Patriotas en contra de una nueva generación, encabezada por el coach McVa y sus Carneros, con un esquema de juego muy ofensivo que en ocasiones arriesga demasiado pero que les permitió tener una marca 13- 3 y llevar a los Rams a su cuarta aparición en un Súper Tazon con una marca de un ganado y tres perdidos

Se espera que miles de personas inunden las calles del centro de Atlanta y dejen una derrama económica de millones de dólares. Se calcula que más de 100 millones de personas alrededor del mundo verán el partido. Lo cual pone a la final del Fútbol Americano al nivel de un Mundial de Fútbol o unos Juegos Olímpicos en cuanto audiencia se refiere.

Después de los Estados Unidos, el país con más aficionados al deporte de las tacleadas es México. Se estima que el mercado mexicano ronda los 30 millones de personas. Tal vez ese dato es la razón por la cual después del lamentable bochorno que significó la cancelación del juego en noviembre pasado,entre los Rams y los Chiefs, por el mal estado de la cancha del estadio Azteca; la gente de la NFL les perdonó la falta de organización y de nueva cuenta México aparece con un partido oficial para la próxima temporada 2019.

Datos oficiales de la NFL ponen a los patriotas como el tercer equipo más seguido en México solo después de los Vaqueros de Dallas y los Acereros de Pittsburgh.

Este domingo 2 de febrero los Estados Unidos y parte de México se van a paralizar para disfrutar una final cerrada, en cuanto a la diferencia de puntos anotados, pero con muchos ingredientes para que sea memorable. En varias ciudades de México se espera que mucha gente vaya a restaurantes para ver el juego lo que deja de manifiesto el impacto del fútbol americano en México.

404 total views, 2 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *