Pequeños pasos en las negociaciones comerciales entre EEUU y China

La cuenta atrás para alcanzar un acuerdo comercial comenzó. Y, por primera vez, Washington y Pekín parecen decididos a hacerlo, dejando de lado los asuntos diplomáticos que podrían comprometer el resultado de sus delicadas negociaciones.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el viernes que un “gran acuerdo” podría producirse “bastante rápido”, y justificó esta urgencia por la desaceleración de la economía del gigante asiático, presionada por los aranceles punitivos de Estados Unidos.

Estas declaraciones se produjeron justo cuando la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, se reunió con su homólogo estadounidense, Mike Pompeo, para discutir el caso de Meng Whanzhou, la directora financiera del gigante chino de telecomunicaciones Huawei, arrestada el 1 de diciembre por Canadá a solicitud de Washington, desatando una crisis diplomática entre Ottawa y Pekín.

La mujer, sospechosa de complicidad en el fraude para eludir las sanciones estadounidenses contra Irán, fue puesta en libertad bajo fianza a la espera de un procedimiento de extradición a Estados Unidos.

Sin embargo, Trump dijo que estaba listo para intervenir si era “necesario”, especialmente si eso “es bueno” para cerrar un acuerdo comercial con el presidente chino, Xi Jinping.

Hace solo dos semanas, el presidente republicano y su homólogo chino decretaron una tregua en la guerra comercial que habían estado librando durante meses.

En términos concretos, Trump acordó retrasar en 90 días el aumento de aranceles a 200.000 millones de dólares de productos chinos, previsto para el 1 de enero.

 284 total views,  2 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *