Connect with us

Hidalgo

Involucrado en red de prostitución candidato de Nueva Alianza en Zempoala

Publicado

el

César Peña

Zempoala, 21 de septiembre.- El abanderado del Partido Nueva Alianza en este municipio, Miguel Ángel Pérez Navarrete, se encuentra involucrado en una red de prostitución en el magisterio operada durante lo que fue la  Reforma Educativa de Enrique Peña Nieto.

Bajo las órdenes del entonces dirigente de la sección 15 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la educación (SNTE), Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo,  Pérez Navarrete es señalado de acercarle a maestras y jóvenes al entonces líder para a través de favores sexuales, promoverlas como directoras o cargos con mejores sueldos.

El hoy abanderado a presidente municipal por Zempoala, nominación que obtuvo igualmente en 2016 al perder en aquella ocasión contra el PRI, es señalado por sus víctimas de haberlas agredido sexualmente y de innumerables conductas e insinuaciones del mismo tipo.

A mediados de 2015, cuando fue introducida la Reforma Educativa, Pérez Navarrete comenzó a jugar este papel de “enganchador” de profesoras y mujeres jóvenes a Ramírez Oviedo al tiempo que el mismo se desempeñaba como un proxeneta de rango menor que también buscaba favores sexuales.

El 18 de abril de 2016, en una fiesta celebrada en una finca del municipio de Zempoala, la plana mayor de la sección 15 del SNTE, se reunió para festejar el éxito que estaban teniendo en los terrenos político y magisterial pues el Gobierno Federal había dado todo el respaldo a la dirigencia de Juan Díaz de la Torre mientras la maestra Elba Esther Gordillo, estaba recluida por una vendetta política.

Ahí,  Pérez Navarrete, frente a dirigentes sindicales y de Nueva Alianza, se pavoneaba con una muchacha de unos 20 años de edad, que era de todos conocido que quería un empleo como secretaria en el partido o en el sindicato.

Pasadas las horas y bajo los ríos de alcohol que le ofrecían al sujeto, comenzó a tocar inapropiadamente a la joven, hasta que de acuerdo a testigos presenciales, la agredió sexualmente ahí mismo sin importarle que lo miraran.

Primero, al acercarse la chica para comentarle de cerca algunas cosas por el fuerte sonido de la música, Pérez Navarrete la intento abrazar y luego besar, lo que evidentemente molestó a la joven, que se alejó de él y le reclamó su comportamiento.

Sin embargo, las cosas llegaron  a más.

Pese su molestia, la mujer que iba con zapatillas y un vestido entallado y algo escotado, volvió a regresar a la mesa del dirigente y entonces supervisor de la zona escolar 119 de Zempoala, sitio al que llegó por ciega obediencia con su amigo, Francisco Sinhué Ramírez Oviedo.

“Le metió la mano en la entrepierna cuando se acercó a pedirle una copa. Muchos lo vimos, otros no porque estaban distraídos”, reveló  esta fuente que estuvo presente durante toda la tarde-noche en  que se efectuó el convivio.

Tras este hecho, la joven aspirante a secretaria no pudo más, le gritó a Pérez Navarrete por la violencia hacia ella y salió del lugar, quedando el hombre son una sonrisa burlona y una exclamación de “hay muchas como ella”, que escucharon quienes se encontraban a su alrededor.

El ahora aspirante a la alcaldía de Zempoala, que es presentado por sus seguidores y equipo de campaña como un “profesor y hombre honesto y trabajador”, le acercó a decenas de jóvenes a Ramírez Oviedo para promociones y mejor cargos en el magisterio luego de el entonces líder del SNTE tenía absoluto control de la Dirección de Escuelas Primarias de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH).

“Con esa complicidad, movía libremente al personal, entregaba ascensos, daba direcciones, hacía y deshacía Sinuhé pues contaba con el aval de la administración federal al ser el ejecutor de la Reforma Educativa”, reconoció Flora Cervantes, maestra y ex funcionaria cesada por oponerse a esta Reforma.

En tanto, Pérez Navarrete se erigió en filtro y enganchador  de la red de prostitución que puso a las mentoras contra la pared, pues se cometían innumerables delitos en los que el acoso era el menor de éstos.

“La cosa es fácil de simplificar; se trataba de sexo por un cargo mejor con las maestras más jóvenes y simpáticas que fueran del agrado de los líderes y a las cuales, desde los filtros de los exámenes de evaluación, se les contactaba vía telefónica  para luego citarlas en diversos lugares donde se hacía la sucia propuesta”, revela esta fuente.

Así, bajo este esquema, se entregaron diversos ascensos y promociones bajo el gobierno que una y otra vez dijo que sólo los mejores sueldos serían para quienes probaran tener los mejores conocimientos en su engañifa de Evaluación Docente, que jamás fue respetada y por el contrario, sólo fue un montaje para delinquir y obtener sexo.

 

ACENTO

ESCLAVO DE SUS PALABRAS